domingo, 18 de junio de 2017

TRASTORNOS CONDUCTALES Y DEMENCIAS

En esta ocasión, la GT ( guía terapéutica ) de la SEMFYC (sociedad española de medicina familiar y comunitaria) nos ofrece unas recomendaciones sobre el uso de fármacos en pacientes con diagnóstico de demencia.

Dentro de las demencias , existen una serie de síntomas relacionados con alteraciones de la percepción, del estado de ánimo, de la conducta y que en estos pacientes forma parte de la expresividad de su enfermedad

En esta ocasión la GT nos recomienda descartar , en primer lugar, la existencia de una causa desencadenante de estas alteraciones conductales. Situación que pueda ser tratada con la consiguiente mejoría en la clínica.

  • Comenzando  con intervenciones no farmacológicas, como actuaciones sobre el entorno, sobre la conducta, los cuidadores etc.
  • En cuanto al tratamiento farmacológico,  en caso de ansiedad, depresión e insomnio, y si hay agitación y/o delirio,se  aconseja administrar HALOPERIDOL 0,5-3 mg/día, y si hay mala tolerancia, RISPERIDONA 0,25-2 mg/día. Las dosis iniciales de los fármacos deben ser bajas y los incrementos pequeños, optimizando la dosis. En nuestro medio solo estos dos fármacos están aprobados.

Revisa las indicaciones sobre el empleo de otros  neurolépticos.
  •  QUETIAPINA el más utilizado, y que no tiene ningún efecto sobre la agitación, agresividad, y sin beneficios sobre el insomnio.No estando  exento de efectos secundarios.
  • Otros neurolépticos como la OLANZAPINA ARIPRIZOL muestran escaso beneficio.
En cuanto al empleo de antidepresivos para la agitación y el delirio, no está claro el beneficio del uso de ellos.
  • SERTRALINA y CITALOPRAM a dosis altas, tienen un bajo beneficio, con riesgo de efectos secundarios. 
  • Así como TRAZODONA no existe  suficiente evidencia de su uso en el insomnio y es un fármaco con gran número de interacciones medicamentosas.
A modo de conclusiones la GT de la SEMFYC  nos ofrece unas consideraciones para su uso en casos en que la sintomatología provoque mucho estrés en la familia y/o el paciente, pero siempre en dosis bajas, y valorando el riesgo/beneficio

Enlaces a esta entrada:



No hay comentarios:

Publicar un comentario